“La sombra de la crisis. La sociedad española en el horizonte de 2018”.

El Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la FAD, ha presentado su nueva investigación “La sombra de la crisis. La sociedad española en el horizonte de 2018”.

El estudio reúne las opiniones de un panel de expertos sobre las dinámicas de las relaciones intergeneracionales en España, es decir, entre jóvenes, adultos y personas mayores, en los próximos cinco años y hace hincapié en varios escenarios: el socio-económico (situación laboral, modelos de consumo, disponibilidad de recursos), el cultural (preferencias, valores y expectativas colectivas) y el político (participaciónciudadana, representatividad institucional, tutela de intereses, sostenibilidad del Estado de Bienestar).

En este link (http://adolescenciayjuventud.org/es/publicaciones/monografias-y-estudios/item/la-sombra-de-la-crisis-la-sociedad-espanola-en-el-horizonte-de-2018) se puede descargar la investigación completa, así como el resumen ejecutivo de la investigación.

 

“Centrando la mirada en el colectivo de jóvenes…
– La juventud española seguirá viviendo serias distorsiones del sistema formativo:
• déficits de la formación profesional,
• sobre-cualificación de los titulados,
• fracaso escolar centrado en los grupos más desfavorecidos,
• el “refugio en la educación” ante las dificultades de inclusión laboral se verá complicado por el aumento de tasas y la reducción de becas.
Todo esto implica un aumento de problemas de inclusión en un mercado laboral que, por otro lado, no mejorará su oferta y mantendrá altos niveles de precariedad y volatilidad.
– Los jóvenes con más formación y más dinámicos buscarán una salida a través de la emigración, que aumentará en el período considerado, contribuyendo a mantener en valores negativos la balanza migratoria. Lo único que alivia en parte la situación de los jóvenes es la previsión de una disminución de la presión demográfica.
– Las tasas de emancipación se mantendrán bajas pero no es probable que aumenten los jóvenes que retornan al hogar de los padres; con la ayuda de la familia se buscarán alternativas como la de compartir piso con otros.
– Desde la perspectiva de los valores, las posturas juveniles, de forma global, no diferirán grandemente de los adultos:
• en todo caso las diferencias dependerán más de la clase social que de razones generacionales,
• se prevé un avance en la jerarquía de los valores morales (la tolerancia, el respeto, la honradez, la autenticidad),
• manteniéndose la alta valoración de la familia, el matrimonio perderá terreno como eje vertebrador, se enfatizarán los emparejamientos de carácter más individualista y a través de fórmulas diversas, que tienden a disolverse si no satisfacen las ambiciones individuales. (..)

 

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s